Hoy conoceremos a la mujer detrás de la estrategia de Marketing de Open Cloud Factory.

La carrera profesional de Elisabet ha sido muy intensa, habiendo pasado por grandes consultoras y puestos de dirección desde bien temprano estaban claras sus cualidades cuando se unió a nuestro equipo.

Elisabet Fernández ocupa el puesto de Marketing Manager desde hace casi 2 años. Ella es una de las piezas clave en el desarrollo de la estrategia de la empresa. En Open Cloud Factory pasan por sus manosel diseño del plan de Marketing, la gestión de las redes sociales y de la imagen de la compañía, así como el desarrollo del plan de generación de demanda entre otros muchos cometidos.

Elisabet ha explicado cómo fueron los pasos hasta llegar donde está hoy y que empezaron en una clase de colegio de informática avanzada donde ella era la única chica. Pero no todo siempre es fácil, y así nos cuenta cómo a veces ha tenido que demostrar más cualidades por ser mujer.

1. ¿Cuál fue el motivo para sumergirte en el sector de la ciberseguridad?

Cuando me inicié en el mundo del marketing de forma profesional, me llegó la oportunidad de formar parte del área de ciberseguridad de Deloitte. El reto fue tan desafiante como enriquecedor. Aunque el sector ha evolucionado mucho en los ocho años que llevo formando parte de él, desde el principio me pareció muy innovador, ambicioso y atractivo, sintiendo ese ‘gusanillo’ por la ciberseguridad que tantos profesionales destacan casi desde el primer día que son parte del sector.

Con el paso del tiempo y como parte de mi aprendizaje personal y profesional, he aprendido mucho acerca de ciberseguridad. Si hace 9 años me preguntaban acerca de tipos de malware o la definición de una solución de NAC, no me quedaría otra que encogerme de hombros y poner cara de póker.

2. ¿Tuviste desde pequeña un feeling especial por la tecnología o cómo te surgió?

Lo cierto es que desde pequeña tuve una afinidad especial por la tecnología. Siendo millennial, he crecido al mismo ritmo que han evolucionado toda clase de dispositivos tecnológicos. Recuerdo haber asistido desde muy pequeña a clases de informática avanzada donde era una de las pocas chicas del colegio inscrita. Cuando echas la vista atrás, es increíble comprobar cómo ha cambiado todo en tan poco tiempo.

3. Además de ir rompiendo barreras en este sector también abres camino para las próximas generaciones al ocupar puestos de decisión en OCF y en otras de las empresas en las que has estado. ¿Cómo ha sido ese camino? ¿Has pensado en ello, cómo te sientes?

Lo cierto es que ser mujer y ocupar un puesto de decisión no siempre es una tarea sencilla. Tengo la sensación de que, algunas veces en el pasado, he necesitado hacer un mayor esfuerzo para ser tomada en consideración. Afortunadamente, a día de hoy me siento muy respaldada en Open Cloud Factory, sintiendo que hay un trato igualitario para todos y todas, donde lo importante es aquello que se puede demostrar con procesos y resultados.

4. ¿Cómo te gustaría que fuera el futuro de la mujer en el sector de la ciberseguridad y cómo crees que se debería avanzar hacía esos cambios?

Sobre todo, creo que lo deseable para todos sería una mayor igualdad en cuanto a posiciones ocupadas por mujeres y hombres dentro del sector. Tradicionalmente, las mujeres vinculadas a ciberseguridad han ocupado puestos en el área de marketing, comercial o administración. Por fortuna, cada vez hay más mujeres que también forman parte de la parte técnica y que tienen capacidad de decisión dentro de la misma. Hay que hacer un esfuerzo por aumentar estos porcentajes.

Sin duda, esta creciente equiparación es positiva y necesaria para todos, aunque queda mucho por hacer. Así, soy testigo como desde OCF se está haciendo un esfuerzo por incorporar cada vez más mujeres en todas las áreas de la compañía, teniendo la empresa como uno de los objetivos prioritarios a corto y medio plazo la equiparación en la plantilla de los porcentajes de pertenencia a la misma de hombres y mujeres.