Seguimos conociendo la opinión de las mujeres que trabajan con nosotros.

Hoy Ana Raga, Financial controler de Open Cloud Factory, quien empezase su carrera laboral con nosotros hace años escalando desde puestos de aprendizaje, nos da su visión de la situación de la mujer en el entorno laborar. Ana cuenta como la familia se convierte en una fuente fundamental de principios y valores ya que fue su familia la fuente de inspiración para elegir el tipo de formación que quería obtener.

Por último Ana expone su opinión sobre el sector de la ciberseguridad y la mujer animando a más mujeres a entrar y descubrir este sector y la importancia que tiene.

1. ¿Has tenido referentes en los que encontrar un ejemplo a seguir o qué motivos te han llevado a trabajar en el mundo de la ciberseguridad/Marketing? 

La verdad que mi familia siempre ha sido un pilar fundamental en mi vida, y por supuesto también en el ámbito laboral. Dos de mis tías se dedican al sector financiero y eso supuso un fuerte impulso para que yo orientara mi carrera profesional a este ámbito y además en el sector de la ciberseguridad. Ambas ocupan puestos importantes en sus respectivas empresas y son un ejemplo de mujeres luchadoras y trabajadoras, y por tanto un espejo en el que mirarme.

2. ¿Crees que has encontrado dificultades a lo largo de tu vida profesional por el hecho de ser mujer? 

En este aspecto me siento una persona afortunada. Open Cloud Factory es mi primera experiencia profesional, donde trabajo ya desde hace más de 4 años, y he tenido la suerte de coincidir con personas que en ningún momento me han puesto dificultades por el hecho de ser mujer. Siempre me he sentido una más del equipo y me han aportado las oportunidades necesarias para crecer como profesional. No obstante, y como decía al principio, me siento afortunada porque lamentablemente a día de hoy sigue existiendo una brecha de género en muchas empresas, más si cabe a la hora de alcanzar puestos directivos.

3. ¿Cómo describirías la situación de inclusión de la mujer en el entorno laboral?

Creo que debemos de hacer una doble lectura, por un lado es justo reconocer que se han conseguido muchas mejoras para que el mundo laboral sea accesible para las mujeres. Sin embargo, en mi opinión, no debemos conformarnos. Debemos de seguir luchando para conseguir que tanto hombres como mujeres tengamos las mismas oportunidades para alcanzar nuestros objetivos laborales. En este aspecto, creo que OCF es un buen ejemplo de cómo se deben hacer las cosas.

4. ¿Cómo crees que evolucionará esta situación en el futuro? 

Me parece que la clave en este tema es la educación. Tengo la sensación de que las nuevas generaciones tienen y tenemos más claro que no deben de existir diferencias entre hombres y mujeres, es por esto que tan solo el tiempo podrá hacer que se haga realidad.

5. ¿Qué le dirías a otras mujeres para animarlas a entrar en este sector como la ciberseguridad? 

Lo primero que les diría es que no hay trabajos de hombres o de mujeres. Cada cual debería de luchar por trabajar de aquello que le gusta. Es cierto que tradicionalmente el sector de la ciberseguridad estaba muy polarizado, la mayor parte de personas que trabajaba en éste ámbito eran hombres. Pero creo que en los últimos años está cambiando esta tendencia. Lo segundo que me gustaría transmitirles es que este sector es desconocido por el público general, al menos lo era para mi antes de empezar a trabajar en OCF, sin embargo una vez que te adentras en el mundo de la ciberseguridad te das cuenta de que es algo muy interesante e indispensable en el mundo digital en el que vivimos.