Hasta hace poco tiempo las amenazas de seguridad en las organizaciones podían ser manejadas por medio de uno o tal vez dos productos capaces de abordar el riesgo de manera integral con una buena tasa de éxito

Desafortunadamente los tiempos no solo cambiaron sino que lo siguen haciendo con gran velocidad. Este hecho ha generado un impulso tecnológico que ha otorgado a los ciberataques un mayor nivel de criticidad del cual dependen tanto la operatividad del negocio como su crecimiento.

Como consecuencia la seguridad ya no solo precisa de una solución tecnológica, también necesita personal cualificado y mecanismos de respuesta adecuados si se quiere contar con efectividad en todo momento.

Esto es lo que convierte a la arquitectura de seguridad de las organizaciones en un elemento determinante para el avance empresarial, y por esa razón sus demandas deben ser cumplidas a satisfacción y con vigor. 

A continuación nuestras recomendaciones para optimizar tu esquema de seguridad actual:

Tomar el cumplimiento de los objetivos del departamento de seguridad como un factor garante del crecimiento empresarial

En muchos casos, y de esto ya habíamos hablado en una entrada anterior, se ve al área de seguridad como un obstáculo para ciertas iniciativas.

Por supuesto esta es una contrariedad, ya que el objetivo de la seguridad informática es respaldar el libre desarrollo de la organización.

Implementar soluciones de seguridad que se integren a los mecanismos vigentes

Es alto el número de organizaciones que prefieren adquirir las soluciones de mayor popularidad y renombre sin calcular el sobrecosto que estas pueden generar al momento de integrarse en su arquitectura de seguridad actual. Este es un error de cálculo que puede devenir en pérdidas económicas importantes.

Tener un sólido y completo plan de respuesta ante incidentes y optimizar sus tiempos

Una de las razones más comunes por la que los tiempos de reacción frente a las incidencias son extensos en algunas compañías se debe al hecho de contar con soluciones de diversos proveedores que no se comunican entre sí como es debido. Por esto es imperativo mantener canales de comunicación simples y despejados entre punto y punto.

Para terminar, teniendo en mente estas tres simples pero esenciales prácticas podrás darle un impulso significativo al fortalecimiento de la ciberseguridad de tu compañía.

¿Quieres estar a la vanguardia en cuanto a la seguridad de tu organización? Haz clic aquí y conoce nuestra solución certificada ahora.