La innovación tecnológica ha creado un puente de doble vía entre los entornos OT y la internet y así como podemos esperar enormes ventajas competitivas también debemos prepararnos para grandes desafíos en términos de ciberseguridad.

 

La industria inteligente

Hasta no hace mucho era tradición entre las fábricas y los centros de producción permanecer aislados y aunque todavía muchos siguen esta inclinación cada vez son más los que necesariamente abren sus puertas al prometedor mundo digital.

En líneas generales, esta es una tendencia que viene enmarcada dentro de lo que se conoce como la Industria 4.0 o la cuarta revolución industrial, la cual consiste en la introducción de tecnologías digitales en los procesos de producción dentro de las fábricas.

Sin embargo, aunque a grandes rasgos la situación se puede describir como un inocente salto a la modernidad y a un caudal de beneficios gracias al empleo del big data, también puede resultar convirtiéndose en un salto al vacío mientras las organizaciones no se preparen debidamente, ya que los peligros de la ciberdelincuencia estarán presentes como si se tratara del sector servicios.

 

La innovación tecnológica industrial empieza con un paso seguro

Aunque el riesgo para la seguridad informática en el sector productivo es bastante amplio las ventajas de la Industria 4.0 son convenientemente superiores mientras las organizaciones estén preparadas para mitigar con contingencias o con planes que permitan gestionar el riesgo.

A continuación os dejamos con un listado puntual de los beneficios de la industria inteligente.

 

¿Cuáles son las ventajas de la Industria 4.0?

  1. Productividad aumentada:
    Por medio de una gestión más eficiente de los recursos disponibles.
  2. Mejor toma de decisiones:
    Gracias al almacenamiento de información real.
  3. Optimización e integración:
    Así los procesos productivos trabajan en conjunto, ordenadamente y con mejor calidad.
  4. Flexibilidad aumentada:
    Lo cual genera una producción masiva sin interrupción y siempre disponible (alta disponibilidad).
  5. Gestión sostenible de activos:
    Lo cual deriva en la posibilidad de la regeneración ambiental.

 

Aquí nos detenemos. Hemos dividido esta entrada en dos partes para no ser extensivos. Por ahora lo dejaremos hasta aquí y retomaremos en una próxima para concluir.

Hasta entonces.

 

Si buscas una herramienta con la capacidad de desplegarse bajo un esquema de Alta Disponibilidad (High Availability) estás a un clic de conocer la nuestra: Adaptive Digital Defense (ADD).